En Dyena sabemos que constantemente aparecen innovaciones tecnológicas, estar a la vanguardia de nuevos productos, procesos y maquinarias es una tarea a la que le dedicamos gran parte de nuestros recursos, tanto humanos como materiales.
Lo hacemos porque no solo la tecnología evoluciona, sino que también los mercados responden a las necesidades y requerimientos de los consumidores insertos en ellos.
Para ofrecer las innovaciones tecnológicas y ajustarnos a las características de cada mercado es que probamos y desarrollamos soluciones continuamente.
En general esto comienza con investigación y pruebas en el laboratorio para luego escalar los productos y procesos a nuestra planta piloto. La planta piloto es de vital importancia ya que nos permite ‘’replicar’’ los procesos que luego ocurrirán en la industria.
Superada la escala piloto, el proceso de desarrollo culmina en el establecimiento del cliente, poniendo a punto los productos y comenzando con la producción.
Hecho por: Nerva